STAY WITH US

domingo, 30 de marzo de 2014

Cómo trabajar la igualdad de género en el colegio

La importancia de una educación basada en actividades unitarias así como un tratamiento verbal similar, serán determinantes para la igualdad de género entre los niños y las niñas.

La educación debe ser un punto de referencia para que los futuros adultos crezcan en situación de igualdad de género, siendo estos valores necesarios tanto en su vertiente teórica y normativa como en el ejemplo por parte de profesores y padres que suponen un punto de referencia en la percepción que los menores tienen del entorno así como de la ordenación según el sexo.


Talleres de educación para la igualdad de género Una herramienta eficaz son los denominados role playing en los que, primero, saldrán varios voluntarios de ambos sexos. Cada uno deberá hacer una imitación del  sexo opuesto

A continuación, el profesor escribirá todos los adjetivos que los alumnos vayan diciendo acerca de los clichés sociales. Por último se hará un debate respecto a dichos roles y su relación con la realidad.


La educación teórica puede continuar con diversas charlas de profesionales de ambos sexos que cuenten su experiencia. Es muy importante que no se margine ni al colectivo femenino ni al masculino ya que el objetivo es la igualdad de género, no la discriminación de uno de los sexos. Por tanto, elegir a personas que hayan desafiado a los patrones de cada rol será muy ilustrativo.

Dar ejemplo en el colegio Uno de los escenarios en los que más discriminación hay, es en el ámbito deportivo. Por un lado, instar a que todos los alumnos participen en grupos mixtos de todos los deportes sin dividirlos en actividades para niñas y para niños, será imprescindible. Por otro, será igualmente positivo que no existan excusas por parte de unos u otros a no realizarlas por cuestiones de sexo.


Asimismo, el tratamiento por parte de los profesores deberá ser igual ya que, en muchos casos, el vocabulario que se aplica con las alumnas es más dulce, puerilizando su personalidad y tratándolas como personas más débiles de carácter. También ocurre al contrario cuando se trata con varones, a los que se les conduce con rudeza y, en muchos casos, como si ya fuesen personas adultas
.

0 comentarios:

Publicar un comentario