STAY WITH US

domingo, 23 de febrero de 2014

Lección Magistral en secundaria: cómo prepararla y exponerla

La creatividad, la organización y la autoconfianza al conectar con la audiencia presente son las tres claves para dar una exitosa y amena lección magistral en secundaria.

La lección magistral en secundaria requiere de preparación y dedicación. La audiencia espera un tiempo de exposición entendible, amena y sobre todo útil, una buena prueba de la implicación del alumnado en la clase es comprobar que la exposición ha despertado preguntas entre los presentes que el ponente habrá de responder con la misma diligencia con la que realizó la misma. 
Conocer al público objetivo
  • Para tener buenos resultados en la exposición, es conveniente conocer al público. Los jóvenes necesitan dinamismo no tanto profundidad,con lo que la lección magistral en secundaria es de menor dificultad que en otros ámbitos.
  • Identificado el público es conveniente pensar los mejores recursos, sobre todo los que permitan una atención constante, evitando lo monótono y lineal y crear en cambio ciclos en donde los picos de atención estén enfocados en diferentes situaciones a lo largo de la lección.
Planificando la Lección
  • La lección magistral en secundaria debe ser muy dinámica. Es conveniente saber cuáles son los tramos más atractivos y cuáles los más difíciles de explicar, esto permitirá saber cuando reforzar lo que se dice, cuándo introducir un anécdota, una curiosidad, una pausa o un poco de humor a fin de que la audiencia esté, en lo posible, lo más atenta posible a lo que se dice.
Organizar y dominar la estructura
  • Organizar lo que se va a decir en la lección magistral en secundaria y en qué momento, brindará además mucha más seguridad. Hacer preguntas y dejar participar a la audiencia también es un recurso muy útil además de que será muy difícil por parte del público resistirse a participar y aportar un granito de arena a lo que se intenta explicar.
Valor agregado a la Lección Magistral
  • Preguntar, introducir la duda, contradicciones o diferentes opiniones de otros autores permitirá mover a la reflexión a la audiencia, haciendo difícil que se olvide lo que se está manifestando.
  • No es conveniente, sobre todo en la lección magistral en secundaria, confundir el recurso con el contenido , pues una cosa es lo que se quiere transmitir y otra la forma en que se lo hace, si no se sabe qué se quiere transmitir , sin importar el recurso que se utilice, sonará a hueco si no tiene cierta lógica y coherencia

0 comentarios:

Publicar un comentario